01
Julio
image

¿Dónde queda ahora la reputación griega?

El mercado andaba sumido en el nerviosismo de la situación económica, del impago al FMI, de su posible salida del Euro y demás cuestiones que, hoy en día, acaparan las portadas de todos los noticiarios. En el fondo, considero que todos teníamos la esperanza de un acuerdo “sobre la bocina” pero, con la entrada del mes de Julio, no hubo pago, ni acuerdo, ni redención.

A partir de ahora, Grecia se convierte en un miembro de nueva suscripción al club de los países que han incumplido pagos con el FMI junto con algunos nombres como Somalia, Cuba o Sierra Leona. Además, Atenas se queda a merced del criterio BCE y el MEDE que pueden malear su deuda como una bola de plastilina hasta el punto de, como viene en una cláusula de este último, exigirle los 144 mil millones de euros de una sola vez.

Pero la cuestión que me planteo es: un país de la zona Euro e histórico como ha sido Grecia, en una situación donde no puede cumplir con ninguno de sus acreedores por cabezonería política, ¿en qué lugar deja la confianza en este Estado? ¿Qué opciones determinarán el BCE y el MEDE con respecto a su deuda? ¿Continuará Tsipras con su referéndum inmolador y dejará en manos de los griegos un futuro muy gris?

Espero benevolencia para ellos, que no para su deuda, todos debemos afrontar nuestras responsabilidades, pero espero que el pueblo griego continúe el sueño europeo y que la solvencia de su deuda llegue a buen cauce.