22
Diciembre
image

Resultado del 20-D: Los colores del congreso hacen temblar a los mercados

El domingo pasado se intentó reflejar a través del voto del 75% de las personas con derecho a él, que España necesitaba un cambio.

Muchos afirman que ha sido una derrota del bipartidismo pero, contra este pensamiento, el bipartidismo sigue bien latente ya que, entre los dos, suman más de 200 escaños en el congreso, lo cual no se cumple entre todos los demás partidos.

Los partidos emergentes salieron con fuerza aunque con menos de lo esperada a priori. C’s se quedó con un 14% (40 escaños) y PODEMOS, junto a todas sus coaliciones, lograron sacar 69 escaños.

La noche del domingo fue muy tensa para todos los ciudadanos españoles y, en especial, para los mercados extranjeros, que siguieron bien de cerca las elecciones españolas. Conforme pasaba la noche, fueron haciendo cálculos para ver si el bloque de la derecha superaba el bloque de izquierdas y, por lo tanto, no habría posibilidades para que el comunismo representado por PODEMOS y sus coaliciones pudiese tener opciones para llegar al poder.

Lo que vemos reflejado en las elecciones españolas es un lío dantesco para formar gobierno. Todos los periódicos, agencias, gobiernos y organizaciones, hacen cálculos y comentan sobre todos los posibles pactos que podrían existir pero que, a grandes rasgos, sólo podrían ser dos:

  • La abstención de C’s y PSOE para que el PP pudiese formar gobierno con mayoría simple
  • Una coalición de izquierdas que tuviese más votos a favor que en contra en el congreso, lo que podría hacer a Pedro Sánchez presidente del gobierno.

Según las últimas informaciones, los barones socialistas, sin excepción y tanto de forma pública como privada, le han hecho saber a Pedro Sánchez que la forma de mantener a la nación unida y que, realmente, haya un gobierno estable de cara al exterior, sería abstenerse en la votación del congreso.

Pedro Sánchez no opina lo mismo en este caso, y piensa votar “No” a la investidura de Mariano Rajoy, lo que haría que se produjese un pacto de izquierdas para intentar gobernar con Pedro Sánchez a la cabeza o que, en plazo de 2 meses a partir del 13 de enero (primera reunión del congreso después de las elecciones), se produzcan nuevas elecciones.

El mercado exterior, sobre todo el norteamericano y el asiático, están comenzando a sacar el dinero del país. Los europeos, confiados en la abstención de Pedro Sánchez, mantienen su dinero en España. Está todo paralizado a falta de que se esclarezcan las cosas y pueda existir un gobierno estable.

Durante las dos semanas anteriores a las elecciones, nuestros seguidores venezolanos, a través de esta web y otras redes sociales, nos han advertido del lobo con piel de cordero que existe en la izquierda de PODEMOS y sus coaliciones, advirtiéndonos que ellos también creyeron, y cayeron en la trampa. Esperemos no caer en la misma situación que ellos, por desgracia, han tenido que vivir.