05
Octubre

Tensión Electoral en los Mercados

El año 2016 se acerca de manera inexorable, sembrando dudas, y con la preocupación de los mercados sobre las elecciones de diciembre españolas.

Los presupuestos aprobados para 2015 por parte del gobierno actual no gustaron ni al CE y al BCE provocando que, durante muchos meses, se discuta sobre la efectividad de dichos presupuestos.

No hay cambio sobre los presupuestos del año 2016, lo cual no ha gustado nada al BCE. Esto también ha levantado opiniones por parte de personal perteneciente al mismo, afirmando que el gobierno que llegue a la Moncloa a partir de diciembre tendrá que cambiarlos, incluso si el actual gobierno repite legislatura.

La deceleración que ha experimentado la economía mundial desde junio por culpa de China, ha hecho que el PIB de los países de la zona euro disminuya.

El mercado mira con lupa a España y, especialmente, a comunidades autónomas o grandes ciudades que cambiaron de gobierno en las últimas elecciones municipales y autonómicas. Esto se ha debido a la preocupación por el déficit tanto de las comunidades como del conjunto de la nación previendo que no se cumplirán los de 2015 y 2016.

A los mercados internacionales no les está gustando cómo se está llevando la política en Madrid. Por estas sensaciones no esperan que la gente confíe en partidos así en las nacionales, aunque existe un “miedo” a que una economía de extrema izquierda se implante en España haciendo que se puedan repetir casos como los de Bolivia o Venezuela.

Aun así, estamos viendo reflejados en los índices europeos un sentimiento de cambio. Éste ha pasado en menos de un mes de ser totalmente bajista, a un sentimiento claro de repunte. Éste no se podría afirmar si es real o, simplemente, un sentimiento del mercado ya que no se encuentran factores macro o microeconómicos que secunden dicho repunte.