01
Septiembre
image

Nos rodean las preocupaciones

Después de noventa días de grandes turbulencias, liderados por Grecia y por China, entramos en un mes de Septiembre que a ojos de muchos analistas se preveia incierto, pero de nuevo el rojo es el color predominante en todas las bolsas, desde la gran muralla china hasta las playas de California.

Tenemos lo que se puede denominar una "anticipación", el mercado nos esta mostrando lo que esta por venir y no sabemos a ciencia cierta si creernos su visión tan pesimista. Si la visión reflejada en las bolsas llegase a la referencias económicas, nos encontraríamos con una desaceleración mayor que la de 2007, lo cual, haría que las economías se volvieran a retardar.

Es muy complicado y siguiendo los mercados al día a día se ve, predecir lo que pasará mañana, aun así tenemos que tener en cuenta que hay unas grandes preocupaciones:

  • Tensión monetaria entre EEUU y el Reino Unido: no sabemos a donde nos lleva esto pero si los enfrentamientos monetarios existentes entre estos dos países continúa, afectaría en gran medida a las importaciones británicas.
  • Elevadas valoraciones busátiles de EEUU: en Estados Unidos nos estamos encontrando un mercado con grandes caídas de beneficios y ventas, lo cual, no se esta reflejando en los parqués americanos. La posibilidad de una burbuja es más que certera, habrá que observar esto de cerca.
  • Conflicto en Rusia: Putin, llamado a ser "Zar", se lo ha tomado muy enserio el título, por lo que ha decidido que Rusia debería de ser más grande y recuperar territorios de su ansiada época gloriosa, esto unido a las tensiones que mantiene con la UE son claves para el mercado de muchas materias primas.
  • Recesión en Brasil: Brasil, una de las economías emergentes más importante, se encuentra en una recesión producida principalmente por la inestabilidad que vive el país.
  • Guerra de divisas: La futura subida de los tipos de interés por parte de la reserva federal norteamerica ha sido vista con malos ojos por los chinos, que han empezado a jugar con su Yuang, dejando al mundo desconcertado sobre una posible guerra de divisas.
  • Altos niveles de endeudamiento: A raíz del famoso rescate a Grecia y de saber lo que se necesitará para intentar que vuelva a flote, se han dejado entreveer todas las deudas existentes en todos los países desarrollados, en algunos casos muy superior a su PIB y que han producido un malestar y un miedo por su volumen, a la vez que se duda de que muchos países puedan cumplir con sus acreedores.
  • Gran pesimismo: se ha instaurado un gran pesimismo en el mundo entero propiciado por el gran gigante chino y por sus datos económicos, sobretodo por el último, el PMI de AGO15 (índice que mide la manufacturación) de manufacturas que está en mínimos de los últimos 6 años.
  • No existe deterioro macroeconómico: es en sí la mejor noticia de todas ya que todo lo anterior no se ha visto reflejado realmente a nivel macroeconómico, eso da un respiro y quizá algo de esperanza a la hora de poder ver un futuro menos gris del que pintan los mercados.

Los mercados llevan 2 meses locos, sacar conclusiones reales sobre ellos se debe esperar a que se calmen algo. Muchos opinan que es la hora de comprar, aún así hay que ser cautos. Dicen que es de "ley" comprar en periodo bajista acciones que tengan prospección alcista, pero quizá en este caso en particular, dónde todo está muy revuelto no sea buena idea.

Estaremos atentos a los mercados y vigilaremos de cerca al BCE y a los datos que vengan tanto de China como de EEUU. Abrochense los cinturones que viene un mes de Septiembre "movidito"