04
Agosto
image

Verano Negro para China

Termina un mes de Julio en el que el Shanghai Composite ha acumulado su mayor desplome en los seis últimos años, llegando a caer un 14%. Si nos fijamos en los máximos del año, registrados el 12 de Junio de 2015, hoy a día 4 de Agosto, registramos unas pérdidas de casi un 30%.

La especulación se ha cebado con China, eso unido al gran desplome del petróleo y a que la actividad manufacturera en China ha caído hasta los 47,8 puntos, valor por muy por debajo de los 50 puntos que indican el umbral entre el crecimiento y la contracción de la industria China.

Los analistas se llevan peleando casi 45 días intentando adivinar quien tiene más razón sobre la situación China, pero queda claro que nadie esperaba que cayese tanto la industria.

Las presiones bajistas en la bolsa China, son cada vez más constantes, a pesar de que hoy haya subido un 3%, se cree que si el petróleo se recupera, podría existir una gran remontada y volver a alcanzar los niveles de principio de año e incluso pillar un “rally” en una montaña rusa infernal que podría hacer que la bolsa de Shanghai llegase a tocar los 6000 puntos para después desplomarse hasta un 40%.

Todos los bancos de inversión, están muy atentos a los movimientos en la zona asiática, que está viendo crecer su volatilidad en exceso, haciendo que muchas empresas no puedan aguantar los vaivenes del mercado.

El segundo trimestre fue un gran boom para los bancos de inversión asiáticos, que consiguieron en algunos casos duplicar sus inversiones, para luego sólo en dos semanas perderlas.

La evolución de las acciones de todas las empresas asiáticas en EEUU, no tienen pinta de estabilizarse, lo que hará que sean extremadamente deficientes de aquí a final de año.

Hay que tener en cuenta que la influencia de China en la economía mundial es enorme y cada vez más creciente, ya que es el gran financiador de EEUU y de Europa, al igual que de todas las empresas occidentales que se encuentran allí. Todo el mundo espera que el Banco Popular Chino, tome medidas para incrementar la liquidez en el sistema para permitir una evolución del modelo económico Chino, y poder así mantener una tasa de crecimiento de entorno al 6% anual.