30
Junio
image

Semana Clave

Ante el gran miedo que ha producido Grecia en los mercados, pudimos observar que el Banco Central Suizo (SNB), se vio obligado a intervenir la cotización del Franco Suizo (CHF), ya que todo el mundo empezó a comprar esta divisa enérgicamente. Ayer, el Franco se convirtió en el bien refugio por excelencia muy por encima del oro (XAU/USD), el cual importa más como un valor ficticio debido a la especulación tan grande que existe.

Los miembros de la Unión Europea le hicieron saber a Tsipras que la única salida a la crisis tenía que pasar por reformas en el IVA, en las pensiones y en el mercado laboral. De momento, los Griegos han dicho que eso está muy lejos de poder cumplirse, ya que el pueblo griego no le votó para ello.

Tsipras ha creado un "corralito", haciendo que hasta el 6 de Julio, los bancos griegos no abran sus puertas al público. Los griegos solo podrán retirar 60€ por persona en los cajeros al día, el tranporte público será gratuito y se permitirán las transacciones por todo el país, pero no al extranjero. Por eso Grecia, ha puesto una gran "muralla" de control de capitales por si hay fuga de depósitos.

¿SÍ O NO AL REFERÉNDUM?

Si en el referéndum gana el "SÍ", puede existir un tercer rescate, aunque esta propuesta sigue sobre la mesa. 

Si el resultado desemboca en un "NO", la situación se complicaría extrepitosamente, teniendo como consecuencia la posible salida de Grecia del euro, cosa que según el pueblo griego no es nada malo, ya que piensan que volver al Dracma les convirtiría en un país competente y blanden la bandera del Reino Unido con la libra como ejemplo de país funcional con moneda propia.

El mundo lo ve desde un punto de vista muy distinto, pensando que Grecia caería en una gran recesión, aunque Donal Tusk (presidente del Consejo Europeo), ha recordado a Tsipras que Grecia podría pedir un nuevo rescate al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Aunque el MEDE, pediría un paquete de condiciones similar al ya existente.

La redacción de este equipo se encuentra en estado de incredulidad después de oir las declaraciones del pueblo griego, ya que Tsipras ha producido en todo el mundo grandes problemas de credibilidad, lo que nos plantea si Tsipras va a hacer un gobierno de coalición nacional para conseguir algo de apoyo por parte de sus socios europeos.

Estaremos atentos a como avanza el partido del Euro contra el Dracma jugado en campo griego.